Por qué somos esclavos del azúcar (2022)

El fondo del vaso - Tenían que sacar la máquina expendedora de refrescos, la de snacks y la freidora. Las levantaron, las arrastraron por los pasillos hasta el bordillo de la acera y las dejaron junto a otros trastos para tirar detrás de la Kirkpatrick Elementary School, una de las escuelas primarias de la localidad de Clarksdale, Mississippi. Fue hace siete años, cuando las autoridades reconocieron por primera vez la magnitud del problema. Clarksdale, donde el jazz vivió la edad dorada del delta blues, es conocida por sus campos de algodón y sus hermosas mansiones victorianas, pero también por ser el epicentro de una colosal crisis sanitaria que afecta a Estados Unidos.La elevada incidencia de obesidad, diabetes, hipertensión y cardiopatías es, según algunos expertos, el legado del azúcar, un producto que envió a los antepasados de la mayoría de los residentes de Clarksdale al otro lado del océano cargados de cadenas. «Sabíamos que teníamos que hacer algo», me dijo SuzAnne Walton, la directora del colegio.

Por qué somos esclavos del azúcar (1)

Bebidas azucaradas

Todo mejora con burbujas, o al menos eso creían los clientes de los balnearios, que solían beber agua mineral con gas como parte del tratamiento para el mal que padeciesen. El descubrimiento en el siglo XVIII de que el dióxido de carbono era el causante de aquellas burbujas permitió desarrollar sistemas para producir agua gasificada y, más adelante, bebidas azucaradas como el ginger ale o los refrescos de cola. Hoy, una lata de refresco contiene unas nueve cucharaditas de azúcar.

Nacida y criada en Clarksdale, Walton estaba enseñándome la escuela mientras me explicaba las medidas adoptadas por el claustro –como sustituir la freidora por un horno o los dulces por fruta– para ayudar a los alumnos (un 91% de afroamericanos, un 7% de blancos, «y tres latinos» el 2% restante), la mayoría de los cuales hace allí dos comidas al día. «Los niños comen lo que se les da, que suele ser lo más dulce y lo más barato: pasteles, cremas, golosinas… Las cosas tenían que cambiar, por su bien», me dijo.

Tomemos como ejemplo a Nicholas Scurlock, que acaba de empezar su primer año en la Oak­hurst Middle School, el instituto de secundaria. Cuando estaba en quinto curso de primaria ya pesaba 61 kilos. «La gimnasia le aterraba –me contó la directora–. Le costaba correr, le costaba respirar… El pobre lo tenía muy difícil.»

Más informaciónEl azúcar, la especia más irresistible

«Aunque yo no soy quién para hablar –añadió Walton, riendo y dándose una palmada en los muslos–. Yo también peso lo mío.»

Me encontré con Nick en el comedor, sentado junto a su madre, Warkeyie Jones, quien me contó que había cambiado sus hábitos alimentarios por su propio interés y para servir de ejemplo a Nick. «Antes comía dulces todo el día, porque trabajo sentada en un escritorio y ¿qué otra cosa iba a hacer? Pero ahora como tallos de apio. La gente me dice: “Seguro que lo haces porque te has echado novio”. Yo les digo que no, que lo hago porque quiero vivir y estar sana.»
Si llenas un vaso de agua, le añades azúcar hasta el borde y lo dejas reposar cinco horas, verás que al regresar los cristales se han depositado en el fondo. Clarksdale, una ciudad importante de uno de los condados con más obesidad, en uno de los estados con más población obesa, en el país industrializado con más obesos del mundo, es el fondo del vaso de Estados Unidos, donde el azúcar se deposita en el cuerpo de niños como Nick Scurlock. Es el legado del azúcar, encarnado en un niño.

Mezquitas de mazapán

Al principio, en la isla de Nueva Guinea, donde hace unos 10.000 años se domesticó la caña de azúcar, la gente cogía las cañas y masticaba el tallo hasta sentir la dulzura en la lengua. El azúcar era una especie de elixir, la cura de todos los males, y ocupaba un lugar destacado en los antiguos mitos de la isla, como el que relataba que la unión entre el primer hombre y una caña de azúcar dio origen a la raza humana. En las ceremonias religiosas los sacerdotes bebían agua azucarada en cocos vaciados, una bebida que en los ritos sagrados ha sido reemplazada por latas de Coca-Cola.
El azúcar se extendió lentamente de isla en isla hasta llegar al continente asiático en torno al año 1000 a.C. Hacia el 500 de nuestra era ya se molía en la India, donde se usaba para curar el dolor de cabeza, los espasmos estomacales y la impotencia.

Por qué somos esclavos del azúcar (3)

Jarabe

El jarabe de maíz con alto contenido en fructosa (HFCS), presente en refrescos y sopas, invade la industria de los alimentos procesados en Estados unidos. El HFCS es más barato y por lo general más dulce que la sacarosa, el azúcar procedente de la caña o de la remolacha. ¿Hay alguna diferencia biológica? «No tanta como para obsesionarse con ello –dice Marion Nestle, profesora de nutrición de la Universidad de Nueva York–. A todos nos sentaría mejor comer menos cantidad de cualquiera de los dos productos.»

(Video) Los Chunguitos - Me quedo contigo (Especial Navidad).flv

Durante años el refino del azúcar fue una ciencia secreta, transmitida por los maestros a sus aprendices. Hacia el año 600 el arte llegó a Persia, donde los gobernantes agasajaban a sus huéspedes con dulces. Después de que los árabes conquistaran la región, estos llevaron consigo la afición por el azúcar. Fue como tirar pintura en un ventilador: el azúcar se esparció por todas partes donde se rendía culto a Alá. En el siglo X la caña se cultivaba en toda la cuenca mediterránea, en especial en Siria-Palestina, Egipto, Sicilia, Chipre, Marruecos y Al-Andalus. «Dondequiera que fueron, los árabes llevaron el azúcar y la tecnología para su producción –escribe Sidney Mintz en su libro Dulzura y poder–. El azúcar siguió al Corán en su difusión.»

El azúcar como espectáculo

Los califas musulmanes convirtieron el azúcar en un espectáculo. Pusieron de moda el mazapán, una pasta de almendras molidas y azúcar modelada con formas extravagantes que exhibían la riqueza del Estado. Un autor del siglo XV describe una mezquita hecha de mazapán por encargo del califa, que estaba abierta a la oración de los fieles y era admirada por los visitantes y devorada por los pobres. Los árabes perfeccionaron el refino del azúcar y lo convirtieron en una industria, en la que el trabajo era tremendamente duro: el calor en los campos, la laboriosa zafra, el humo en los hervideros, el apiñamiento en los molinos. Hacia 1500, cuando la demanda se disparó, solo los últimos en la escala social accedían a ese trabajo. Muchos eran prisioneros de guerra, europeos del este capturados en los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes.

Por qué somos esclavos del azúcar (4)

Cupcake

El 15 de diciembre se celebra en Estados Unidosel Día Nacional del Cupcake, excepto en lasescuelas de Nueva York, que en 2009 prohibieronla bollería en sus recintos como parte de supolítica sanitaria. El pastelito conocido comocupcake hizo su entrada en los libros de cocinaestadounidenses en 1826, según afirma AndrewSmith, historiador de la alimentación. Pero la famamundial le llegó en el año 2000 gracias a la serieSexo en Nueva York, donde Carrie Bradshawaparecía comiendo uno de color rosa.

Más informaciónDescubierta una proteína clave en la metástasis del cáncer
el primer mercado europeo dependía del pequeño comercio musulmán, por lo que solo la nobleza consumía el azúcar que llegaba a Occidente, don­de era tan raro que se consideraba una especia.

Quizá los primeros europeos en aficionarse al azúcar fueron los cruzados británicos y franceses que viajaron a Oriente para arrebatar Tierra Santa a los infieles. Volvieron llenos de sensaciones y cargados de historias relacionadas con el azúcar. Como la caña no alcanza su productividad máxima en los climas templados (necesita calor y lluvias tropicales para prosperar),

Sin embargo, la expansión del Imperio otomano en el siglo XV dificultó el comercio con Oriente. Para la aristocracia occidental que había caído rendida al hechizo del azúcar quedaban pocas opciones: comerciar con los pequeños productores del sur de Europa, derrotar a los turcos o encontrar nuevos suministros.

Los primeros europeos en aficionarse al azúcar fueron los cruzados británicos y franceses que viajaron a Oriente para arrebatar Tierra Santa a los infieles.

Los libros de texto hablan de la era de los descubrimientos para referirse a la época de búsqueda de territorios que impulsó a los europeos a dar la vuelta al mundo. En buena medida se trataba de buscar suelos adecuados para cultivar caña de azúcar. En 1425 el príncipe portugués conocido como Enrique el Navegante envió la planta a Madeira con uno de los primeros grupos de colonos. La caña de azúcar no tardó en crecer también en otras islas del Atlántico recién descubiertas: las Canarias y las de Cabo Verde. Cuando en 1493 Cristobal Colón emprendió su segundo viaje al Nuevo Mundo, también zarpó con la planta en sus bodegas. Así empezó el gran apogeo del azúcar, una época de islas caribeñas y plantaciones con mano de obra esclava, que con el tiempo conduciría a las grandes refinerías en las afueras de ciudades de cristal y hormigón, al consumo masivo y a los niños y padres obesos.

Por qué somos esclavos del azúcar (6)

Predecesor de la famosa rosquilla

El olykoek, una especie de buñuelo holandés, fue el predecesor del donut® en el siglo XVI. El agujero llegó más tarde.

(Video) ¡La DROGA MAS PELIGROSA!: así te MATA el AZUCAR | LO que NADIE te CUENTA (AZUCAR=VENENO)

Esclavos del azúcar

Colón plantó los primeros cañaverales del Nuevo Mundo en la isla de La Española, y quizá no fue por casualidad que siglos después estallara allí la primera gran re­­vuelta de esclavos. En pocos decenios los ingenios de azúcar jalonaban los promontorios de Cuba y Jamaica, donde se taló el bosque lluvioso y la población nativa fue eliminada por la enfermedad o por la guerra, o fue esclavizada. Los portugueses desarrollaron el modelo productivo más eficaz, lo que determinó el temprano auge de su colonia, Brasil, donde más de 100.000 esclavos producían toneladas de azúcar.

A medida que se plantaban más cañaverales, el precio del azúcar caía y, en consecuencia, au­­mentaba la demanda. Los economistas lo llaman «círculo virtuoso». A mediados del siglo XVII el azúcar dejó de ser una especia de lujo para convertirse poco a poco en un alimento básico, primero de la clase media y después de los pobres.

"La esclavitud no fue fruto del racismo, sino al revés: el racismo fue consecuencia de la esclavitud"

En el siglo XVIII el matrimonio entre el azúcar y la esclavitud ya era indisoluble. Cada pocos años se colonizaba una nueva isla (Puerto Rico, Trinidad…), se talaban sus bosques y se plantaban cañaverales. Cuando los nativos morían, los amos de las plantaciones los sustituían por esclavos africanos. Tras la zafra y el refino, el azúcar se cargaba en las bodegas de los barcos y viajaba a Londres, Amsterdam, París, donde se cambiaba por productos manufacturados, que a su vez se enviaban a la costa occidental de África para comprar con ellos más esclavos y volver a las islas. La travesía del Atlántico, donde murieron millones de africanos, era el lado sangriento de este «comercio triangular». Hasta que Gran Bretaña prohibió el tráfico de esclavos en 1807, más de 11 millones de africanos fueron enviados al Nuevo Mundo, más de la mitad a las plantaciones de azúcar. Según el historiador trinitense Eric Williams, «la esclavitud no fue fruto del racismo, sino al revés: el racismo fue consecuencia de la esclavitud». En otras palabras, los africanos no fueron esclavizados porque se les considerara inferiores, sino que se les consideró inferiores para justificar la esclavitud, necesaria para que prosperase la incipiente industria del azúcar.

Los primeros colonos ingleses que desembarcaron en América, lo hicieron en las costas de la actual Virginia en el año 1607. La primera isla británica del azúcar fue Barbados. Cuando arribó a sus costas el primer barco británico, el 14 de mayo de 1625, la isla estaba deshabitada, pero pronto se llenó de ingenios azucareros, fincas y chozas miserables. Al principio se producía tabaco y algodón, pero pronto la caña de azúcar desplazó a los otros cultivos, como sucedió en todas las islas del Caribe donde la plantaban. En un siglo la tierra y los acuíferos estaban agotados. Para entonces los productores más ambiciosos se marcharon de allí en busca de otra isla que explotar. En 1720 la corona del azúcar había pasado a Jamaica.

Por qué somos esclavos del azúcar (7)

Caramelos

Los caramelos gustan a todos, en especial a los estadounidenses, que en 2011 gastaron 32.000 millonesde dólares en golosinas, con un consumo por habitante de unos 11 kilos anuales. Antes eran un lujoreservado a los ricos, pero con la caída de los precios del azúcar y la producción en serie del siglo XIXpasaron a ser asequibles para todos. La palabracandy, caramelo en inglés, procede de la voz árabeqandy.

Para un africano la vida en aquellas islas era el infierno. En todo el Caribe murieron millones de ellos en los campos, en los ingenios o tratando de huir. Poco a poco Europa empezó a conocer la tragedia que se ocultaba tras ese comercio. Los reformistas propugnaron la abolición de la esclavitud, a la vez que las amas de casa boicoteaban el azúcar de caña producido con mano de obra esclava. En Cándido, de Voltaire, un esclavo que ha perdido una mano y una pierna explica su mutilación: «Cuando trabajamos en el ingenio y nos pillamos un dedo en la piedra del molino, nos cortan la mano; si intentamos huir, nos cortan una pierna; ambas cosas me han pasado. Es el precio del azúcar que coméis en Europa».

El azúcar era el petróleo de la época. En 1700 el inglés medio consumía 1,8 kilos al año. En 1800 la cifra había pasado a 8,2 kilos. En 1870 el consumo era ya de 21 kilos.

Pero el comercio siguió boyante. El azúcar era el petróleo de la época. En 1700 el inglés medio consumía 1,8 kilos al año. En 1800 la cifra había pasado a 8,2 kilos. En 1870 el consumo era ya de 21 kilos. Todavía no satisfecho, en 1900 había aumentado a 45 kilos. En ese período de 30 años la producción mundial de azúcar de caña y de remolacha pasó de 2,5 millones de toneladas anuales a 12 millones. Hoy el estadounidense medio consume 35 kilos de azúcar añadido al año, es decir, más de 22 cucharaditas al día.

Por qué somos esclavos del azúcar (8)

Yogures

El feliz descubrimiento del yogur se produjo probablemente por accidente, a raíz de la fermentación de leche dejada junto a una fuente de calor, en algún lugar de Asia. Comercializado por Danone en 1919, al principio se vendía en las farmacias como remedio para potenciar la longevidad. La adición de fruta y azúcar impulsó las ventas. Lo mismo ocurrió con el yogur congelado en la década de 1970. Los estadounidenses rechazaron al principio su acidez, que subsanaron añadiendo más azúcar.

(Video) Los Hijos Bastardos De La Globalización

Si en la actualidad uno va a Barbados, puede ver el legado del azúcar: ingenios en ruinas, man­siones decadentes, hoteles donde los turistas se atiborran de mermelada y ron, y unas pocas fábricas donde la caña aún es enviada a las prensas y donde el azúcar crudo, dulce y pegajoso, baja por las rampas. De visita en una refinería, rodeado de hombres con cascos de seguridad, leí un cartel escrito a mano. Era una oración para que Dios les enviara sabiduría, los protegiera y les diera fuerza para recoger y procesar la cosecha.

El culpable de la mala salud

Cada vez que estudio una enfermedad e intento rastrear la causa, parece que al final siempre me encuentro con el azúcar», me dijo Richard Johnson, nefrólogo de la Universidad de Colorado en Denver, cuando lo entrevisté en su despacho. «¿Por qué una tercera parte de los adultos [de todo el mundo] tienen hipertensión, cuando en 1900 solo eran el 5 %? –preguntó–. ¿Por qué en 1980 había 153 millones de diabéticos y ahora hay 347 millones? ¿Por qué hay cada vez más obesos en Estados Unidos? Creemos que el azúcar es una de las causas, si no el principal culpable».

Por qué somos esclavos del azúcar (9)

Cereales

Ricitos de oro se conformó con las gachas del tercer cuenco que probó; pero si alguien desea más variedad, le gustará saber que la oficina estadounidense de patentes y marcas tiene registrados 2.000 tipos de cereales de desayuno. Comercializados a finales del siglo XIX como alimento integral saludable, en la década de 1920 los cereales empezaron a evolucionar en los copos azucarados que conocemos hoy.

Ya en 1675, cuando Europa occidental estaba viviendo la primera fiebre del azúcar, el médico Thomas Willis, uno de los fundadores de la Royal Society británica, observó que la orina de los diabéticos tenía un sabor «maravillosamente dulce, como si le hubiesen añadido miel o azúcar». Haven Emerson, de la Universi­dad de Columbia, señaló 250 años después que el notable incremento de la mortalidad por diabetes entre 1900 y 1920 coincidía con un aumento en el consumo de azúcar.

En la década de 1960 el nutricionista británico John Yudkin hizo una serie de experi­mentos en animales y humanos que demostraron que una cantidad elevada de azúcar en la dieta conllevaba mayores niveles de grasa e insulina en sangre, factores de riesgo para las cardiopatías y la diabetes. Pero el mensaje de Yudkin quedó sofocado por el coro de científicos que culpaba del aumento de la obesidad y las enfermedades cardiovasculares al colesterol, causado por el exceso de grasas saturadas en la dieta.

Resultado de ello es que hoy en Estados Unidos se consuman menos grasas que hace 20 años. Sin embargo, la proporción de norteamericanos obesos no ha hecho más que aumentar. Según Johnson y otros expertos la principal razón de tal aumento es el azúcar, en particular la fructosa. La sacarosa, o azúcar común, está compuesta por cantidades iguales de glucosa y fructosa, siendo esta última el tipo de azúcar que se encuentra de forma natural en la fruta y el que confiere al azúcar de mesa su dulzura. (El jarabe de maíz con alto contenido en fructosa, o HFCS, que se usa para endulzar los refrescos, también es una mezcla de fructosa y glucosa, pero en proporciones del 55 y el 45 % respectivamente. Las repercusiones para la salud de la sacarosa y el HFCS son al parecer similares.) La glucosa se metaboliza en células de todo el organismo, mientras que la fructosa se procesa básicamente en el hígado. Cuando consumimos fructosa en presentaciones fáciles de digerir, como refrescos o caramelos, el hígado la utiliza para producir unas grasas llamadas triglicéridos.

El azúcar consumido en dosis altas es veneno en sí mismo, apuntan los especialistas

Algunos de esos triglicéridos se quedan en el hígado y a la larga pueden volverlo graso y alterar su funcionamiento. Pero gran parte de esas grasas pasan al torrente sanguíneo. Con el tiempo, la presión sanguínea aumenta y los tejidos se hacen cada vez más resistentes a la insulina. El páncreas reacciona aumentando la producción de insulina, en un intento de mantenerlo todo bajo control. Finalmente se produce un trastorno llamado síndrome metabólico, que se caracteriza por obesidad (sobre todo alrededor de la cintura), hipertensión y otros cambios me­­tabólicos que, si no se controlan, pueden producir diabetes de tipo 2, con el añadido de un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

(Video) Historia de la Esclavitud - Resumen

El exceso de azúcar es tóxico

La Asociación Americana del Corazón se ha sumado a las advertencias contra el consumo excesivo de azúcar. Pero su argumento es que el azúcar aporta calorías sin ningún beneficio nu­­tricional, lo cual, según Johnson y sus colegas, no es el verdadero problema. En opinión de estos investigadores, el exceso de azúcar no es solo un aporte de calorías vacías, sino que es tóxico.

«No tiene nada que ver con las calorías –afirma el endocrinólogo Robert Lustig, de la Univer­sidad de California en San Francisco–. El azúcar consumido en dosis altas es veneno en sí mismo

Johnson resume así una realidad aceptada por todos: los estadounidenses están gordos porque comen mucho y se mueven poco. Pero comen mucho y se mueven poco porque son adictos al azúcar, que además de engordarlos los deja, tras el subidón inicial del azúcar, sin energía y los convierte en carne de sofá. «La razón de que vean mucha tele no es que la programación sea buena –dijo–, sino que les falta energía para moverse, porque comen demasiado azúcar».

Más informaciónFalsos mitos sobre alimentación y cáncer
Cocinero de comida sana

¿La solución? Comer menos azúcar. El problema es que en el mundo actual es muy difícil evitar el azúcar, y ese es uno de los motivos de que su consumo sea masivo. Los fabricantes recurren a él para dar más sabor a los productos elaborados con pocas grasas, como la bollería baja en grasas, que al consumidor le parece más saludable pero que a menudo contiene grandes cantidades de azúcar añadido.

Irónicamente, no nos morimos por comer lo que nos gusta, sino por comer lo que no nos gusta en absoluto pero que supuestamente no nos hará enfermar hasta matarnos.

Si el azúcar es tan malo para nuestra salud, ¿por qué nos gusta tanto? La respuesta breve es que Todos los alimentos sabrosos lo hacen (¡por eso nos gustan!), pero el azúcar tiene un efecto muy pronunciado. En este sentido, es una droga adictiva.

Esto nos lleva a preguntarnos por qué evolucionó nuestro cerebro para reaccionar de forma placentera a un compuesto potencialmente tóxico. La respuesta, según Johnson, radica en nuestro pasado simiesco, cuando el ansia de consumir fructosa habría sido precisamente la clave para la supervivencia de nuestros ancestros.

Hace unos 22 millones de años –tanto tiempo que casi podríamos considerar el principio– los que vivían en el dosel del bosque lluvioso africano se alimentaban todo el año de la fruta que encontraban en los árboles, dulce por su contenido en azúcar natural, en un verano interminable. Unos cinco millones de años más tarde, un viento frío recorrió aquel paraíso. Los mares retrocedieron y los casquetes polares se expandieron. En el mar surgió un brazo de tierra, un puente que unos pocos monos valerosos atravesaron para salir de

. Aquellos nómadas aventureros se establecieron en los bosques lluviosos que tapizaban Eurasia. Pero el enfriamien­to continuó avanzando y las selvas tropicales cargadas de frutos se convirtieron en bosques caducifolios. Llegó una época de hambruna. Incluso era capaz de almacenar pequeñas cantidades en forma de , lo que constituía una ventaja enorme para sobrevivir durante los meses de invierno en que la comida era escasa. Un día aquel mono, con su gen mutante y su apetito por el raro y valioso azúcar de la fruta, regresó a su África natal y se convirtió en el antepasado de los simios actuales, incluido el simio pensante que ha expandido por todo el mundo su pasión por el azúcar. –dijo Johnson–. Por eso hoy la presentan todos los simios, incluidos los humanos. Gracias a ella nuestros antepasados resistieron los años de mayor escasez. Pero la llegada masiva de azúcar a Occidente fue el comienzo de un gran problema. Nuestro mundo está inundado de fructosa, pero nuestro organismo está adaptado para ingerir cantidades mínimas de esa sustancia.» Es una gran ironía: la sustancia que nos salvó podría ser la que acabe con nosotros.

Aunque solo tiene 11 años, Nick Scurlock representa al estadounidense medio en la era del azúcar. Pesa 61 kilos, está en quinto de primaria y adora el dulce ve­­neno que pone en peligro su vida. «¿Por qué son tan malas las cosas que están buenas?», me preguntó cuando hablé con él en el comedor. Pero esta no es una historia de tentación, sino de superación. En su mejor versión, la escuela puede ayudar a los niños a tomar mejores decisiones. Hace unos años en el comedor de Kirkpatrick se servían pizzas y bollería industrial. Ahora todas las escuelas del distrito han mejorado los menús. Esta en particular tiene un huerto para consumo de la comunidad y una pista para que alumnos y vecinos hagan ejercicio.

En cierto sentido, la lucha en Clarksdale es un frente más en la larga batalla entre los barones del azúcar y los cortadores de caña. «Es una tragedia que afecta mucho más a los pobres que a los ricos –me dijo Johnson–. Si tienes dinero y quieres divertirte, te vas de vacaciones a Hawai. Si eres pobre y quieres celebrar algo, vas al súper de la esquina y compras una tarta helada». Cuando le pregunté a Nick qué quería ser de mayor, dijo: «Cocinero». Luego se lo pensó un se­­gundo y añadió: «Cocinero de comida sana».

(Video) ¿Esclavos de nuestro placer? La dualidad de la dopamina

Más informaciónEl futuro de la alimentación

FAQs

¿Qué relación había entre la esclavitud y la explotación de la caña de azúcar en el Brasil? ›

En Brasil, la esclavitud africana se inició con la producción de la caña de azúcar en la primera mitad del siglo XVI como tentativa de solución a la "falta de brazos para la labranza", como se decía entonces. Los puertos principales de desembarque de esclavos eran: Río de Janeiro, Salvador, Recife y San Luís.

¿Qué es la esclavitud Wikipedia? ›

La esclavitud, como institución jurídica, es una situación en la cual una persona (el esclavo) es propiedad de otra (el amo).

¿Que se entiende por esclavitud? ›

La esclavitud, desde tiempos antiguos, fue la manera más común de adquirir mano de obra barata para el desarrollo económico de las sociedades, con la conquista de los pueblos americanos se introdujo un importante número de esclavos africanos a las nuevas colonias, a la Nueva España llegaron principalmente a suplir la ...

¿Cómo se desarrollo la esclavitud en las industrias azucarera? ›

En el último lustro del siglo XVI, la Corona española favoreció el fomento del cultivo y procesamiento de la caña de azúcar. El 30 de enero de 1595 firmó un contrato de asiento con el portugués Gómez Reynal mediante el cual y por nueve años este introduciría en América anualmente 4 250 esclavos.

¿Cómo era la vida de los esclavos en las plantaciones de azúcar? ›

La falta de nutrición, las duras condiciones de trabajo y las palizas y azotes regulares hacían que la esperanza de vida de los esclavos fuera muy baja, y la tasa de mortalidad anual en las plantaciones era de al menos el 5%.

¿Cuál fue la raza más esclavizada? ›

​ Los asaltantes tártaros de Crimea esclavizaron entre 1 y 2 millones de esclavos de Rusia y Polonia-Lituania durante el período 1500-1700. ​​ Caffa (ciudad en la península de Crimea) era uno de los puertos comerciales y mercados de esclavos más conocidos e importantes.

¿Quién eran los esclavos y porqué? ›

Los esclavos eran considerados "bienes muebles", "cosas", "objetos", por lo que podían ser comprados y vendidos como mercancías. En Roma no tenían ningún derecho, estaban supeditados por completo a la voluntad de los amos, que incluso podían disponer de sus vidas.

¿Quién Esclavizo a los negros? ›

Ya en 1501, tanto Portugal como España comenzaron a construir sus colonias jóvenes en Brasil y Uruguay a través del trabajo esclavo. Otros colonizadores europeos pronto siguieron; Gran Bretaña en la década de 1550, Francia en la década de 1570, los Países Bajos en la década de 1590 y Dinamarca en la década de 1640.

¿Cuál fue el último país del mundo en abolir la esclavitud? ›

En 1981 Mauritania ilegalizó la esclavitud, convirtiéndose en el último país del mundo en hacerlo.

¿Cuál fue el primer país del mundo en abolir la esclavitud? ›

Dinamarca fue el primer país en abolir oficialmente la trata de negros en 1792, Francia y Gran Bretaña le siguieron en 1794 y 1807, respectivamente (Cnaudin, 2019).

¿Dónde comienza la esclavitud? ›

los habitantes de África subsahariana, india y china utilizaron la esclavitud desde los tiempos antiguos hasta la era moderna. la esclavitud fue practicada en Japón hasta el siglo Xvi, cuando el gobierno central la abolió así como el comercio de esclavos, estimándola una práctica de poco valor económico.

¿Cómo era el trato a los esclavos? ›

El trato dado a los esclavos negros era "considerablemente" peor que el que sufrían los indios. La captura generalmente estaba a cargo de tribus enemigas africanas... tras la captura en suelo africano, comenzaba una caminata que a veces duraba semanas hasta dar con el puerto de embarque.

¿Cuáles fueron las causas de la rebelión de los esclavos? ›

Los esclavos se rebelaron pronto, al año de llegar a Santo Domingo, y "no solo por los castigos físicos, también por la negación del espacio cultural, los trabajos forzados o la falta de alimentación".

¿Dónde fueron enviados los esclavos para la producción de azúcar? ›

Para su producción y comercialización fueron esclavizados millones de africanos, enviados a Sudamérica, el Caribe, las Guyanas y Brasil, pero también al sudeste asiático.

¿Quién inventó el azúcar? ›

¿cómo se descubrió? Andreas Marggraf (1709 – 1782) un químico alemán y pionero de la química analítica en Berlín, anunció el descubrimiento de azúcar en la remolacha (sacarosa) y diseñó un método que utilizaba alcohol para extraerla. A continuación, aisló la glucosa por primera vez a partir de uvas pasas.

¿Cuál es la historia de la caña de azúcar? ›

Orígenes. Todo comenzó según estudios 4.500 años A.C. como un tipo de césped en la isla de Nueva Guinea y, desde allí, se expandió a través de los antiguos navegantes a Borneo, Sumatra e India, de donde se extendió a China.

¿Cómo empezo la esclavitud de los negros? ›

Los primeros esclavos negros llegaron a América a finales del siglo XV, llegando varias decenas hasta 1518, fecha en la que la Corona de Castilla dio la primera licencia para introducir a cuatro mil africanos en las Indias durante ocho años.

¿Cuántas horas trabajan los esclavos? ›

Hay quienes trabajan 14, 16 y hasta 20 horas diarias por salarios miserables, fabricando cosas que usamos todos los días y de las cuales desconocemos su procedencia, producción y distribución.

¿Cómo se obtenían los esclavos? ›

La principal fuente de esclavos era la guerra: decenas de miles de prisioneros fueron llevados a Roma como esclavos; sin embargo, todas aquellas personas convictas de crímenes graves y los deudores, que se vendían a sí mismos o vendían a miembros de su familia para pagar sus deudas, pasaban a ser esclavos.

¿Quién nos libero de la esclavitud de los españoles? ›

El mismo Claudio aprobó legislación sobre el esclavismo, de manera que los esclavos abandonados por sus amos se convertían en libertos automáticamente.

¿Cuáles son las esclavitudes del ser humano? ›

La esclavitud no es un asunto del pasado, en la actualidad se presenta de formas diferentes. La trata de personas, el trabajo infantil, el reclutamiento forzoso de niños para la guerra y la servidumbre por deudas son algunos de los ejemplos que presenta la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

¿Cuáles son las principales características del esclavismo? ›

8 características del esclavismo
  1. Fuerte estratificación social. ...
  2. El esclavo es propiedad privada. ...
  3. Uso deliberado de la violencia. ...
  4. Componente étnico o de género. ...
  5. Baja producción individual, pero alta producción en masa. ...
  6. La trata de esclavos es vista como una actividad económica legítima. ...
  7. El esclavo no tiene derechos.

¿Cómo se llama la persona que tiene esclavos? ›

Los sinónimos son términos diferentes que significan casi lo mismo (por ejemplo, esclavista es un sinónimo de dueño de esclavos).

¿Dónde vivían los esclavos? ›

En las ciudades, la gran mayoría de los esclavos trabajaba en las casas de los españoles ricos en tareas domésticas. También era frecuente que los amos alquilaran a sus esclavos para que hicieran trabajos artesanales en talleres zapateros, carpinteros, sombrereros, panaderos, costureros o talabarteros.

¿Dónde dormían los esclavos? ›

Por la noche, los encerraban en los bagnios (corrales de esclavos), donde dormían en el frío suelo de piedra.

¿Cuál era el precio de un esclavo? ›

La mayoría de ellos son originarios de Nigeria, Senegal y Gambia y cayeron en redes de traficantes de personas después de huir de sus comunidades, donde se libran cruentas guerras civiles. El jefe de la misión de la OIM en Libia, Othman Belbesi, detalló que el precio por cada persona oscila entre los 200 y 500 dólares.

¿Cuáles fueron las causas que originaron la crisis de la industria azucarera en el siglo pasado? ›

La causa principal de la crisis fue la caída de los precios en el mercado azucarero mundial debido a la poHtica de subsidios, a la producción y exportación de azúcar de remolacha que mantenían los países europeos productores de este dulce.

¿Cuál es la historia de la caña de azúcar? ›

Orígenes. Todo comenzó según estudios 4.500 años A.C. como un tipo de césped en la isla de Nueva Guinea y, desde allí, se expandió a través de los antiguos navegantes a Borneo, Sumatra e India, de donde se extendió a China.

¿Dónde fueron enviados los esclavos para la producción de azúcar? ›

Para su producción y comercialización fueron esclavizados millones de africanos, enviados a Sudamérica, el Caribe, las Guyanas y Brasil, pero también al sudeste asiático.

¿Cómo era la vida de los esclavos en la época colonial? ›

Generalmente los esclavos eran sometidos a largas y agotadoras jornadas de trabajo y recibían a cambio muy mala alimentación y asistencia. Debido a este maltrato su salud solía ser muy débil y muchos morían siendo muy jóvenes e incluso niños.

¿Cuál es el ingenio azucarero más grande del mundo? ›

De acuerdo con la información corporativa en internet, Fanjul Corp. es el mayor refinador de azúcar del mundo, con una producción de 7 millones de toneladas al año.

¿Quién inventó el ingenio azucarero? ›

1522-‐ Tomás de Castellón fundó el primer ingenio en el pueblo de Añasco llamado “San Juan de las Palmas”, era un trapiche hidráulico. 1533-‐ La Isla exportó 950 arrobas de azúcar a España.

¿Cuál fue la situacion de la industria azucarera durante la dictadura? ›

Así, al final de los años 50 el patrimonio azucarero del dictador quedaba integrado por una gran cantidad de ingenios azucareros. Al ser liquidada la dictadura en 1961, el Estado quedó como propietario de los mismos, constituyéndose en el principal productor de azúcar del país, con cerca del 60% del total.

¿Por qué se llama azúcar? ›

Se denomina azúcar (en árabe: السكر, as-sukar , persa:شکر ,šakar, sánscrito: शर्करा , śárkarā «arenilla») en el uso más extendido de la palabra, a la sacarosa, cuya fórmula química es C12H22O11, también llamada «azúcar común», o «azúcar de mesa».

¿Cómo era la azúcar antes? ›

El azúcar fue un bien escaso y costoso durante casi toda su historia. En el siglo IX se vendía en Egipto en farmacias como una sustancia vigorizante y con virtudes curativas. En la Edad Media Europea era un lujo de nobles y se solía endulzar con miel.

¿Dónde surge el azúcar? ›

¿De dónde procede el azúcar? El “azúcar” más habitual(sacarosa) está compuesto de glucosa y fructosa, y se extrae de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera. La remolacha azucarera es un cultivo de raíz y crece en zonas del mundo más templadas. Esta planta almacena azúcar en la raíz, y no en el tallo.

¿Cómo y porqué surgió la industria azucarera? ›

EL génesis de la industria azucarera en la isla está vinculada al agotamiento del oro, base económica de la isla. La caña de azúcar fue traída por Colón en su segundo viaje al junto de esclavos africanos occidentales, llamados ladinos porque eran negros españolizados.

¿Cómo era el trato a los esclavos? ›

El trato dado a los esclavos negros era "considerablemente" peor que el que sufrían los indios. La captura generalmente estaba a cargo de tribus enemigas africanas... tras la captura en suelo africano, comenzaba una caminata que a veces duraba semanas hasta dar con el puerto de embarque.

¿Cuáles fueron las causas de la rebelión de los esclavos? ›

Los esclavos se rebelaron pronto, al año de llegar a Santo Domingo, y "no solo por los castigos físicos, también por la negación del espacio cultural, los trabajos forzados o la falta de alimentación".

¿Quién eran los esclavos y porqué? ›

Los esclavos eran considerados "bienes muebles", "cosas", "objetos", por lo que podían ser comprados y vendidos como mercancías. En Roma no tenían ningún derecho, estaban supeditados por completo a la voluntad de los amos, que incluso podían disponer de sus vidas.

¿Quién Esclavizo a los negros? ›

Ya en 1501, tanto Portugal como España comenzaron a construir sus colonias jóvenes en Brasil y Uruguay a través del trabajo esclavo. Otros colonizadores europeos pronto siguieron; Gran Bretaña en la década de 1550, Francia en la década de 1570, los Países Bajos en la década de 1590 y Dinamarca en la década de 1640.

¿Que le daban de comer a los esclavos? ›

El alimento base de los esclavos era el funche que se preparaba con harina de maíz o plátano o boniato y una ración de carne o bacalao salado y se reforzaba energéticamente con el jugo de caña, que los esclavos tomaban en cantidades grandes.

Videos

1. Mecano - El Blues del Esclavo
(remakemecano)
2. Gloria Trevi - Yo Soy Su Vida
(GLORIA TREVI)
3. Marcela Morelo - La Fuerza del Engaño
(Marcela Morelo)
4. La gula de la industria alimentaria | DW Documental
(DW Documental)
5. Los Bunkers - Esclavo y Amo - Besos de Azucar
(todo bunkers)
6. SUCEDIÓ EN EL PERÚ - La esclavitud en el Perú Parte 01
(TVPerú)

Top Articles

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Rev. Leonie Wyman

Last Updated: 12/20/2022

Views: 6314

Rating: 4.9 / 5 (79 voted)

Reviews: 86% of readers found this page helpful

Author information

Name: Rev. Leonie Wyman

Birthday: 1993-07-01

Address: Suite 763 6272 Lang Bypass, New Xochitlport, VT 72704-3308

Phone: +22014484519944

Job: Banking Officer

Hobby: Sailing, Gaming, Basketball, Calligraphy, Mycology, Astronomy, Juggling

Introduction: My name is Rev. Leonie Wyman, I am a colorful, tasty, splendid, fair, witty, gorgeous, splendid person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.